jueves, 4 de febrero de 2010

Más allá de la papelera de reciclaje, historias de miedo

He empezado a escribir esto como comentario al post anterior, pero creo que se ha convertido en una entrada. Así que aquí la dejo esperando que nadie se ofenda.

Una vez el padre de una novia mía me dijo que si me importaba que le echara un vistazo a su ordenador y que lo arreglara que tenía virus. Así que inocente de mí dije que sí, que le echaría un vistazo, y no es que tuviera muchas ganas de hacerlo, pero era la primera vez que veía al padre de mi novia y tampoco quería dejar mala impresión. Así que al día siguiente me senté delante del ordenador con un un antivirus de mi casa y empecé a trabajar. Después de conseguir instalar el bicho, escanearlo y limpiarlo aparece su padre por la puerta de casa y dice que sí, que muy bien, pero que si he arreglado eso de que va muy lento.

Si uno es informatico comprenderá la cara que se le queda a uno. Le dije que eso no tenía nada que ver. Que arreglar eso no era tan fácil. Me dijo que antes iba más rápido. Yo pensé, sí, cuando matusalén compró el ordenador seguro que pudo hacer sumas más rápido que su compañero de enfrente con el ábaco. Pero claro, como informático, uno acaba desarrollando una jerga para explicar, de una forma más o menos convincente, que "usted no tiene ni idea de lo que habla, devuelva su ordenador y cómprese una calculadora y una máquina de escribir. Si entendiera lo que me acaba de pedir entendería que me ha pedido que me siente ponga un huevo del cual salga una gallina y que esa gallina ponga huevos de oro y le regale la gallina y los huevos, “menos uno, que te lo regalo a tí (para que no me mires de esa manera... rarito- piensa él)".

Así que después de soltarle aquella confusa y timorata suerte de sandeces, me dice, si tienes que reinstalar el güindous lo reinstalas que lo tengo todo ahí, y se va dejándome con cara de mono engañado (nunca me cansaré de ver el vídeo) para volver con una caja de zapatos (casi todos tienen una caja de zapatos) con todos los drivers y los cd's de toda su vida (es increíble lo que puede llegar a salir de esas cajas).

-Bueno, pues ale, ponte a ello y luego te dejo pulirte a mi hija- Es posible que mis recuerdos estén un poco distorsionados con el paso del tiempo y mis deseos de aquel entonces, pero hubiera estado bien que hubiera dicho eso. El caso es que no lo hizo y allí me pasé la siguiente hora y media de mi pardilla vida. Primero con el padre a ver qué archivos quería guardar y dónde, luego con la hija que hacía compañía y luego con la madre que me traía cocacola y patatas. Siempre te traen cocacola y patatas, ahora cerveza y lo que haya. Es como un besito y un mimo cuando te están reventando por detrás, para que te sientas a gusto y cómodo mientras aprietas los dientes.

Cuando acabé quedó patente que la gráfica estaba mal, así que en una vana esperanza de que me dejaran por fin libre le dije al padre que era un problema de hardware, que había que comprar otra pieza y que yo allí no iba a poder hacer más. Y con todos sus huevos me dijo “Pues toma cincuenta euros, compras lo que haga falta y mañana vienes y lo instalas”

No volví al día siguiente, sino en el fin de semana cuando los padres se hubieron ido a su casa de ***. Instalé la gráfica y sería un bonito colofón decir que me acosté con la hija. Pero esta no es una historia de médicos ni arquitectos, ni de biólogos alternativos, esta es una historia de informáticos. Así que no, no sucedió. Ni siquiera me quedé con las vueltas de comprar la tarjeta.

Y esa es mi historia, que cada uno saque sus conclusiones. Yo escarmenté de lo lindo, os lo prometo. No estuve mucho más tiempo con aquella novia que me dejó al poco tiempo. Si ella lee esto, que es posible, le diría que no escribo esto como descargo de un rencor guardado sino como lección para otros pardillos como yo lo era, y supongo que sigo siendo. Para los demás os diré que un amigo informático es un tesoro, si encontráis a uno buscadle novia y aseguraos de que moja o... ejem... pagadle con especias. Vuestro ordenador os lo agradecerá. Para aquellos que empiezan algo de informática ésta es mi mejor solución. Es directa y parece ofensiva, pero quizá te salve de más de un lío alguna vez

2 comentarios:

Gordita dijo...

Está claro que hay prófesiones abocadas al abuso, sobre todo cuando es una labor de conocimeintos, no de materiales (salvo que sea en el campo de la medicina, ahí es diferente...) y por supuesto que hay mentes obtusas, pero creo que la mayoria de la gente es capaz de comprender que si perforas metal con una broca de madera, se acabará jodiendo, y no hace falta que se les de una charla sobre resistencia de materiales ni constantes físicas.
La informatica es algo parecido, solo que la mayoría de informáticos son incapaces o bien de perder el tiempo con unas explicaciones o de dar unas explicaciones básicas, y es que hablar de forma que el interlocutor entienda, no es tan fácil.

Si me preguntan la diferencia entre un toro y un caballo, dire que uno tiene cuernos, no siempre es tan fácil salir airoso, pero tampoco tan díficil.

No trabajo en el mundo de la informática, pero he sido el rey tuerto en un mundo de ciegos.

Anónimo dijo...

Vaaaamos claro que si vamos a discutir que ya lo echaba de menos. Voy a decir lo que yo pienso porque pa eso es gratis (y este será un punto fuerte de mi disertación).

Si se me estropea la nevera ahí no mete la mano ni krishna. El interés que puede producirme averigüar los entresijos y monerias del refrigerador se precipita hacia 0 a velocidades vertiginosas. Ahora, se me jode el wifi o no hay puta la manera de recuperar no se que mierdas de aquellas particiones realizadas con el pograma aquel que no recuerdo ni el icono y el puto espacio-tiempo se congela en una suerte de agonía....y mono, mucho mono.
Esta gente está lidiando con ADICTOS. Ya se sabe como se comportan estos ante la promesa de nuevas dosis y nadie se extraña que sea inluso despreciablemente.
Además entra en juego los precios del servicio técnico. Es un servicio caro, es así. El informático, que no tiene que ser informatico pa dedicarse a eso, pero vamos, el que sabe de que va el tema cobra lo que tiene que cobrar por echar sus horas, ni más ni menos. Entonces con unos pases de manos y unos reinicios parece que estas mentes privilegiadas son capaces desde instalarte los drivers más hijosdeputa hasta conseguir que la ram se multiplique por siete pasando por crear una LAN con el telefonillo y la persiana.
A lo que voy es que además de ser requeridos vilmente para solventar el percal es que parece que pueden hacer cualquier milagro en cualquier ordenador teniendo conocimientos a cualquier nivel (que viene siendo como si me dicen no se que de como se transcriben no se que genes en no se que estado de desarrollo de nosecual célula...bueno igual se como va la cosa pero oigan que yo soy más de ambientales) y como si la cosa no fuera a llevar más de un ratín. Casi nadie tiene encuenta que lo que está pidiendo puede llevar horas incluso para descubir que estrategia seguir.
Total que no me enrollo más, que sería bonito hacer una lista con los buenos consejos a seguir si el 'colega (que solo por ser compañero de curro no tiene porque ser colega) informático' accede a trastear con tu ordenata:
-Permanece con él mientras tanto (es aburrido para todo el mundo ver cargar la barra de progreso).
-No cuestiones su capacidad de análisis y decisiones. Están entrenados para usar el destornillador.
-Es innecesario parar el flujo de aperitivos y bebestibles amén de otros vicios. Cuando te quedas en casa de un colega unos días igual no le pagas pero le haces un regalo o la comida, que hayan accedido de buena voluntad no significa que no tengas que estar agradecido.
-Aprende lo que puedas. Entender que se está haciendo y porque o de que manera puede amenizar muchísimo y además igual te puedes ahorrar hacer el súcubo la próxima vez.

Me quedo más tranquilo
Abrazos y golpes sinceros
Cuidarse