miércoles, 24 de febrero de 2010

La costumbre

Esta es una de esas ideas que pienso en forma de texto, pero que tomo demasiado tiempo para plasmar en "papel", y al final la brillantez de las mismas se queda en destellito casi imperceptible, pero bueno, algo es algo.

Y es que hace unos días estaba pensando en la costumbre, en lo mala que es, lo inútiles que nos volvemos cuando nos acostumbramos a cosas no tan necesarias.

Al final, he terminado llegando a la conclusión de que lo realmente malo es acostumbrarse a las cosas que no ocurren o que no tenemos.

Acostumbrarse a no saludar al conductor del autobús, a ni siquiera mirar a alguien que nos encontramos en nuestra escalera, a no sentir nada al ver a una persona tirada en el suelo o sentada llorando en frente de nosotros.

Acostumbrarse a andar 10 kilómetros de ida y otros 10 de vuelta para poder tener agua, a que un hombre se muera porque ha sido picado por un mosquito, a tener que decidir que si uno de nuestros hijos no tiene cura y se va a morir dentro de un mes, mejor reservar su ración de comida para el resto de hijos.

Cosas que son tan parte de la vida, que terminan por no parecernos tan graves o ilícitas, hasta el punto de poder permitirnos decir "lo raro es que no fuera así"

La deshumanización del hombre

martes, 23 de febrero de 2010

Necesito un vado

El civismo entre vecinos no está muy de moda, al menos en mi patio.
Uno de nuestros vecinos más allegados, deja la basura en la puerta de su casa, lo cual me la soplaría si no fuera porque la disposición de su puerta implica que la basura queda delante de nuestra puerta, con su aroma expandiéndose en el espacio como buen gas.

Hoy, teníamos dentro del buzón un puñado de cartas y notificaciones, y digo puñado porque han debido cogerlas todas a capón y meterlas ahí empujando. Por supuesto que ninguna era para nosotros, pero oye, así no están pululando por encima del resto de buzones, que es el lugar donde el cartero acostumbra a dejar las cartas, mucho trabajo echar cada una en su sitio, aunque es comprensible, porque la mitad de los nombres no se corresponden... (yo, por mi parte, estoy pensando algún nombre gracioso que poner)

Y bueno, por contar alguna anécdotas más, a una distancia de 10 segundos de la calle o 10 segundos de la puerta de su casa, fuera quien fuese, y entrase o saliese del bloque, alguien siente de vez en cunado la necesidad de tirar la colilla en las escaleras, tendrá mucha prisa, aunque podría tener el detalle de tirarlo en la calle, ya no digo en el cenicero papelera que hay en la entrada (o en su puta casa...)

Y para el que aún no lo sepa, vivimos en una ciudad llena de bicis pero que no está adaptada, así que hay muchas más ruedas que sitios para colocarlas. A mi siempre me parece que hay formas de aparcar sin putearme, pero a otros debe ser que no. El chino de enfrente se descojona cada vez que tengo que sacar mi bici.



viernes, 19 de febrero de 2010

Carnevale di Viareggio (II)


Aquí dejo este vídeo que he editado. Lo había preparado para que siguiera una canción típica del carnaval de Viareggio, pero no ha habido manera de que sonara en el vídeo final, así que lo dejo pendiente de volver a editarlo cuando pueda meter bien la música. Espero que la baja calidad no desmejore demasiado el espectáculo que vimos. Os dejo también un par de fotos de las carrozas que no salen en el vídeo.


lunes, 15 de febrero de 2010

Carnevale di Viareggio

Ayer domingo, un día sin planes muy diferentes a cualquier otro, Mauro propuso ir a los carnavales de Viareggio, muy conocidos por la zona, la verdad es que más allá de eso no sé cuan conocidos son.
Así que para allí que fuimos, sin tener mucha idea de lo que iba a haber y con una ligera idea de que había que pagar 15 € de entrada...

Al salir del tren e ir donde va Vicente, nos encontramos con un desfile de gente disfrazada en grupo. El desfile terminó en la entrada de un recinto, donde solo dejaban pasar a la gente de dichos grupos, al resto los mandaban a otra entrada. A pesar de no tener entrada ni intención de comprarla, nos acercamos a ver que se cocía. Típica entrada a cualquier evento con gente pidiendo los tickes, así que estando decidiendo que íbamos a hacer, se nos acerco un hombre que pregunto si teníamos entradas mientras se llevaba la mano al bolsillo, "coño, la reventa" pensé yo, pero no, nos regalo dos entradas. El señor en cuestión parecía de la organización y las entradas eran de esas sin coste para regalar, pero vamos, que mucha gente se quedó fuera y nosotros tuvimos esa suerte.

Una vez dentro, continuábamos sin tener ni idea de que había o se hacía ahí. Hasta que vimos enormes carrozas y comenzó un desfile que duró más de dos horas.


La verdad es que fue impresionante, sobre todo porque nosotros nunca habíamos visto nada así, pero terminamos destrozados de estar de pie sin movernos mucho por temor a perder el sitio que no estaba nada mal. Solo Nosferatu hizo una escapada a comprar pilas.

video

A destacar, la cantidad de gente que iba disfrazada, con trajes pensados para el frío, mucho disfraz de animal de peluche. Y me sorprendió que la mayoría de las carrozas satirizaban personajes políticos italianos, entre ellos al mismo Silvio...
Como colofón final, tras 15 minutos de espera para poder comprar los billetes de vuelta, entre la gente y las prisas, nos equivocamos de tren... así que fuimos dos paradas de ida y otras dos de vuelta sin billete. Creo que era la primera vez que no nos encontrábamos a un revisor, pero después de todo llevábamos los billetes del tren que teníamos que haber cogido y no eramos los únicos que se habían confundido de tren y tampoco habían comprado billete para esas paradas.

Puede decirse que anoche dormimos como bebes después de tanto ajetreo.

domingo, 14 de febrero de 2010

Feliz San Ballantines

Una de mis baladas de amor favoritas.



¡Amor pa tos!

sábado, 13 de febrero de 2010

Me levanto o no me levanto

El día a comenzado como tantos otros:

- ¿Qué hora es?
- Las 8 de la mañana.
- No quiero ir al cole...
- Hoy no hay cole, ¿te vas a volver a dormir?
- No, pero no pienso salir de la cama en todo el día.

Pero al final salgo, porque mis esfuerzos por permanecer despierta no son suficientes y termino por quedarme dormida el tiempo necesario como para trastocar mi horario... ojalá tuviera la misma facilidad para dormir por las noches.

Ha habido una suerte de intención para salir a tomar una cerveza... puff, y aparece el dilema: si salimos nos vamos a divertir sin duda alguna, pero da una pereza... y aquí estamos a gusto, aunque por otro lado siempre que salimos decimos lo mismo "¿Por qué no hacemos esto más a menudo?"

Supongo que si fuera tan fácil como chasquear los dedos y estar ya en el sitio, saldríamos más, pero... pijama, ducha, frío, bici, ¿dónde vamos?, no sé, ¿dónde quieres tu?....

Total, que son las 23:30, no hemos cenado, y si bien podemos salir a tomarnos una cerveza, cenar fuera se nos va de presupuesto, así que una vez más: qué tarde es, qué frío hace, qué pereza, ¿vemos una peli?, qué agustito estamos en casa y qué bien nos vienen las escusas. :)

viernes, 12 de febrero de 2010

Salchipapas

Por fin Mauro sabe lo que son las salchipapas, aunque cuando las coma en un bar se decepcionara, ya que todos saben que las auténticas salchipapas son realmente papasalchis.
Yo, por mi parte, he descubierto que la salsa que para mi ha sido toda la vida la salsa con sabor a lapicero mojado, es en realidad salsa tártara.

,

miércoles, 10 de febrero de 2010

Vistas

Cambiando de tercio, aquí os dejo la vista que se ve desde las dos ventanas que hay en la casa. Es sólo una foto, pero es que la vista es la misma. Hecha al amanecer.


domingo, 7 de febrero de 2010

Con pies de plomo, relfexiones de sofá

Antes que nada puntualizar una cosa. No es lo mismo que un amigo te diga estoy jodido porque ha muerto mi ordenador, que el padre de tu novia te diga anda majo haz que el ordenador vaya más rápido. No es lo mismo que un colega te diga vente a echar uno y mientras me ayudas a instalar unos programas, que un tío vestido con corbata, al cual no conoces prácticamente de casi nada, te diga “hazme esto a ti que te gustan estas cosas”, porque aunque entiendo que a algunos eso les resulte extraño, sucede con mucha más asiduidad de lo que podría parecer. Y además este buen caballero te lo pide con la única intención de resolver un problema sin pagar un mantenimiento que, seamos sinceros, lo vale. Porque los informáticos, esos que vamos a arreglar ordenadores y no los que diseñan microsoft, cobramos dos duros. Y hagamos un cálculo de cuánto cuesta tu XP o Vista, cuánto cuesta tu Office, cuánto cuesta tu antivirus tu firewall, tu emulador de CD y tu Nero, eso sin contar todos los programas específicos que usas porque te gustan, ya sean de diseño web, arquitectura o lo que fuere. Añadámosle el precio del hardware, desde el propio ordenador, el router, o el propio cableado. Ahora a eso sumadle el precio de lo que vale para una persona sus partidas guardadas, sus fotos de los últimos 20 años y su informe de 100 páginas que tiene que presentar mañana a su jefe. Bueno, ahora estamos en situación de comprender a lo que uno se enfrenta cuando alguien te pide ven a arreglarme el ordenador.

Porque si vas y lo arreglas dejas al colega, amigo, o señor con una sonrisa en la boca, hablando maravillas de ti, y dándote las gracias de todo corazón. Pero si la cagas... imaginaos el papelón de estropear eso. Porque es así, es posible que instales otro programa después de que el usuario haya instalado y desinstalado otro programa del mismo tipo, o diferente versión, y el sistema se te caiga, o el usuario pierda la licencia de un programa, o un hardware agonizante se te muera durante los estresantes (para el ordenador) programas de testeo y rehabilitación, como puede ser un simple scandisk.

Os juro que cualquier cosa puede ocurrir. En una empresa se me encargó desinstalar en todos los equipos un antivirus que no se actualizaba correctamente en internet. No recuerdo el número de ordenadores que eran, tal vez 200 o 300. La mayoría fue muy fácil. En una parte abundante hubo algún fallo que se repetía con frecuencia pero sencillo de solucionar. En otros pocos, en 2 o 3, hubo que reinstalar el sistema operativo porque no había manera.

Yo no digo que los informáticos no cometamos errores, y a veces simplemente no tengamos ni idea de lo que ocurre. Es más, afirmo que cuando uno se sienta en un ordenador averiado, uno no sabe absolutamente nada. Nos metemos con un par de CD, un pen y un destornillador a luchar una guerra de la cual no se sabe si se saldrá mejor o peor.

Afortunadamente hoy en día hay ya muchas maneras de ganarla o por lo menos dejarlo todo como estaba. Hay herramientas para romper claves, acceder a particiones, recuperar archivos perdidos no reescritos... Y sobre todo, muchas herramientas para que el usuario mantenga un nivel de seguridad muy alto en su ordenador. Quién no a oído a un informático decir "haz una copia de seguridad".

Así que volvamos al pardillo de turno que llega a un ordenador con su software ilegal, porque no puede permitirse el lujo de gastarse más de mil y dos mil euros en herramientas de software, y empieza a lidiar con un ordenador que en su conjunto, con todo lo descrito antes, puede llegar a costar entre 3000 y 6000 euros. Es aquí donde llega la respuesta que muchos se hacen indignados. ¿Porqué te hablan así los informáticos, como si fueras tonto?

El informático general no considera que nadie sea tonto. Pero es posible que la idea que se tiene de arreglar un ordenador a veces diste mucho, muchísimo de la realidad. En una empresa se lidia con esta situación. La gente cree que por ser servicio técnico uno lo sabe todo. Pero el pobre chaval no programó windows, no programó el photoshop, no programó el mcafee, y en mi caso particular tampoco es que tenga muchas ganas. Yo hago mis pinitos y a fuerza de ver muchos ordenadores y muchos problemas voy sumando conocimientos. A ese currante del servicio técnico, nadie le ha explicado cuál es el problema, y es imposible que se le capacite para ello. Sus conocimientos se basan en una metodología para enfrentarse a ello, la mayoría de las veces, aprendida de forma autodidacta, a base de acertar unas cuantas veces, y errar no pocas.

Si eres de los que llega a casa enfadado porque el informático te ha dicho cosas que no entiendes pregúntate lo siguiente: ¿hubieras aceptado con una sonrisa y hubieras considerado al informático un persona capaz si te hubiera dicho “no lo sé”? ¿volverás a llamar a un pardillo que te diga “no lo sé” y le pagarás la próxima vez? ¿Qué dirás a tu jefe del departamento de servicio técnico de informática cuando acudan 20 veces a tu puesto y digan “no lo sé”, a pesar de que las 20 veces lo hayan arreglado?

Por cierto, hablo de esos problemas específicos para los cuales es casi imposible, por demasiado amplia, una formación precisa. Porque pongamos otro caso, también bastante común.

-Hola soy del servicio técnico

-Ah, ya era hora- te suelen decir, aunque hayas pasado la mañana echando el callo, o no, depende del día.

-Que se ha ido internet- en descargo del usuario he de decir que hay muchas frases típicas que nos hacen pensar en muchas respuestas la cual más graciosa que la anterior y que he visto que más de uno las suelta.

-¿A ver, me dejas un segundo?

-Si, todo tuyo- existe un patrón de usuario, con sus frases y sus comentarios. Ésta es una de ellas.

30 segundos después

-Ya lo tienes.

-¿Y qué le pasaba?

-Había perdido conectividad con el router pero le he renovado la IP y la ha pillado bien.

Muy bien, si en este momento uno piensa que el informático le habla en chino, tiene dos opciones. La primera sería dedicarle un tiempo a esta amada y odiada ciencia, complicada en apariencia, pero que no lo es tanto. La segunda se basa en que no se pueden comprender las explicaciones sin los conocimientos necesarios, por lo que es posible que se deba asumir un salto demasiado cuantitativo como para que no te hablen de forma excesivamente llana. Y repito que no considero que el informático (en general, capullos en todos lados) piense que nadie sea tonto, quizá sólo desinstruido. Si el usuario prefiere que le digan “internet y tu ordenador no estaban conectados”, es comprensible y respetable, pero hay que asumir que uno no llegará a comprender esta ciencia con las explicaciones técnicas que le vaya a dar el informático. Para ciertos niveles de conocimientos, ésta es la mejor y única explicación, no cabe preguntarse un porqué esperando cierta iluminación en esta ciencia. Si sin los conocimientos se pregunta “¿Porqué?” el usuario debe asumir que ya le han dado esa respuesta de una manera que pueda entender y el resto son tecnicismos. Para aquellos que entienden la explicación del informático y preguntan ¿Porqué? he de remitirles a un par de párrafos más arriba: ¿aceptarían un NO LO SÉ como respuesta? Si no lo hacen, es posible que se encuentren con una retahíla de explicaciones, todas ellas plausibles, de porqué puede haber sido, pero en general se darán cuenta de que son todas vagas e inespecíficas. Esto es más debido a la necesidad del usuario de respuestas, que a unas ganas del informático de dar detalles técnicos con los cuales tampoco se siente muy a gusto porque a veces sencillamente “no se sabe” de lo que se habla.

Esta es mi opinión de porqué hay gente que piensa que o se les habla como tontos o se les habla con una jerga incomprensible, por su búsqueda de un porqué que puedan asimilar. En mi caso particular, como falso informático, la mayoría de las veces no puedo encontrar en mi cabeza una forma de transformar mis conocimientos en un lenguaje comprensible para el no iniciado. Es como cuando intento leer algo de lo que se está investigando en el nuevo Gran Colisionador de Hadrones. Seguro que lo que llego a entender es el tope de lo que mi mente puede acercarse a la realidad con mis conocimientos, pero será una porción ínfima, y casi con toda seguridad incorrecta.

Y hasta aquí. Demasiado me he enrollado. Me alegra haber podido escribir esto y sobre todo que se hagan comentarios a los post, que así no nos sentimos tan lejos de la gente. También quería decir que me gustan las ideas del rubio en el comments del anterior, aunque he de decir una vez más que ir a casa de un colega con el pretexto de arreglar un ordenador, para mí es sólo eso, un pretexto que puede utilizar cualquiera para dejarme disfrutar de su compañía.

jueves, 4 de febrero de 2010

Más allá de la papelera de reciclaje, historias de miedo

He empezado a escribir esto como comentario al post anterior, pero creo que se ha convertido en una entrada. Así que aquí la dejo esperando que nadie se ofenda.

Una vez el padre de una novia mía me dijo que si me importaba que le echara un vistazo a su ordenador y que lo arreglara que tenía virus. Así que inocente de mí dije que sí, que le echaría un vistazo, y no es que tuviera muchas ganas de hacerlo, pero era la primera vez que veía al padre de mi novia y tampoco quería dejar mala impresión. Así que al día siguiente me senté delante del ordenador con un un antivirus de mi casa y empecé a trabajar. Después de conseguir instalar el bicho, escanearlo y limpiarlo aparece su padre por la puerta de casa y dice que sí, que muy bien, pero que si he arreglado eso de que va muy lento.

Si uno es informatico comprenderá la cara que se le queda a uno. Le dije que eso no tenía nada que ver. Que arreglar eso no era tan fácil. Me dijo que antes iba más rápido. Yo pensé, sí, cuando matusalén compró el ordenador seguro que pudo hacer sumas más rápido que su compañero de enfrente con el ábaco. Pero claro, como informático, uno acaba desarrollando una jerga para explicar, de una forma más o menos convincente, que "usted no tiene ni idea de lo que habla, devuelva su ordenador y cómprese una calculadora y una máquina de escribir. Si entendiera lo que me acaba de pedir entendería que me ha pedido que me siente ponga un huevo del cual salga una gallina y que esa gallina ponga huevos de oro y le regale la gallina y los huevos, “menos uno, que te lo regalo a tí (para que no me mires de esa manera... rarito- piensa él)".

Así que después de soltarle aquella confusa y timorata suerte de sandeces, me dice, si tienes que reinstalar el güindous lo reinstalas que lo tengo todo ahí, y se va dejándome con cara de mono engañado (nunca me cansaré de ver el vídeo) para volver con una caja de zapatos (casi todos tienen una caja de zapatos) con todos los drivers y los cd's de toda su vida (es increíble lo que puede llegar a salir de esas cajas).

-Bueno, pues ale, ponte a ello y luego te dejo pulirte a mi hija- Es posible que mis recuerdos estén un poco distorsionados con el paso del tiempo y mis deseos de aquel entonces, pero hubiera estado bien que hubiera dicho eso. El caso es que no lo hizo y allí me pasé la siguiente hora y media de mi pardilla vida. Primero con el padre a ver qué archivos quería guardar y dónde, luego con la hija que hacía compañía y luego con la madre que me traía cocacola y patatas. Siempre te traen cocacola y patatas, ahora cerveza y lo que haya. Es como un besito y un mimo cuando te están reventando por detrás, para que te sientas a gusto y cómodo mientras aprietas los dientes.

Cuando acabé quedó patente que la gráfica estaba mal, así que en una vana esperanza de que me dejaran por fin libre le dije al padre que era un problema de hardware, que había que comprar otra pieza y que yo allí no iba a poder hacer más. Y con todos sus huevos me dijo “Pues toma cincuenta euros, compras lo que haga falta y mañana vienes y lo instalas”

No volví al día siguiente, sino en el fin de semana cuando los padres se hubieron ido a su casa de ***. Instalé la gráfica y sería un bonito colofón decir que me acosté con la hija. Pero esta no es una historia de médicos ni arquitectos, ni de biólogos alternativos, esta es una historia de informáticos. Así que no, no sucedió. Ni siquiera me quedé con las vueltas de comprar la tarjeta.

Y esa es mi historia, que cada uno saque sus conclusiones. Yo escarmenté de lo lindo, os lo prometo. No estuve mucho más tiempo con aquella novia que me dejó al poco tiempo. Si ella lee esto, que es posible, le diría que no escribo esto como descargo de un rencor guardado sino como lección para otros pardillos como yo lo era, y supongo que sigo siendo. Para los demás os diré que un amigo informático es un tesoro, si encontráis a uno buscadle novia y aseguraos de que moja o... ejem... pagadle con especias. Vuestro ordenador os lo agradecerá. Para aquellos que empiezan algo de informática ésta es mi mejor solución. Es directa y parece ofensiva, pero quizá te salve de más de un lío alguna vez

miércoles, 3 de febrero de 2010

¡Por eso no tienes amigos!

Bueno, no puedo dejar pasar la oportunidad de dejar aquí este pedazo de mis pensamientos. Y aunque no lo haya escrito yo, he de decir que es una conversación que yo he tenido. Y apuesto a que un 90% de los que han sido mis compañeros de trabajo la han tenido. Sé que con todos ellos lo he comentado. Y es que no falla. Siempre aparece un listillo de turno, ese que te mira con cara de rarito, y te empieza a hablar con su sonrisa más encantadora...

"Todo el mundo sabe que cuando el informático sale a fumar, es porque quiere hablar de informática. Oye, que no es que trabajemos en esto, es que tenemos la puta suerte de que nos pagan por practicar nuestro hobby favorito ¡Qué suerte la nuestra!...." SIGUE AQUÍ

Erase una vez

Pues nada, 7 de la mañana y dando vueltas en la cama desde hacía dos horas... me rugen las tripas y hoy voy a llegar la primera al curro me parece a mi.

Sin más, me voy a preparar un desayuno contundente a ver si dejo que el día se ponga un poco mejor, a ver si hace sol.

Delicias de arroz

Hay días que se busca en intenné y otros que se encuentra. Para todos los cocineros del mundo aquí queda una delicia de receta. Es recomendable tomarse una pastillita para la garganta y otra para el estómago para su preparación.



martes, 2 de febrero de 2010

Martes que parecen lunes

Hoy me ha costado lo indecible levantarme, creo que he estado un par de minutos oyendo la alarma en sueños y me he despertado mientras palpaba confusamente buscando sobre la mesilla. Creo que pensaba que lo que sonaba, a pesar de ser una inconfunduble alarma, era una radio encendida, màs bien haciendo interferencias.

Hacia muchos dìas que no me iba sin desayunar, me imagino que los mismo que no salìa tan dormida de casa.

Antes de hacerlo me he asomado por la ventana ha ver el tiempo que hacia, cruzando los dedos porque estuviera nublado. Normalmente es porque no llueva, pero es que ayer dejè algas desongeandose en la calle y si hoy no hacia sol, podìa tomarmelo con màs calma, incluso dormir otro rato... pero no, solazo de escandalo.

A pesar del brillante sol, llevo suficiente tiempo viviendo aquì como para saber que da luz pero no calienta tanto como puede parecer. Camiseta de manga corta, de manga larga, jersey y abrigo. La capucha del abrigo siempre puesta, me recuerda a cuando iba al colegio y me ponìaa la bufanda por encima de la capucha y apenas se me veian los ojos.

"Mierda, los guantes... dònde estàn? No hay tiempo, las algas no necesitan mucho màs sol para apestar antes de licuarse"

Me gustarìa pensar que porque iba metida en mis pnsamientos, pero la verdad es que creo que solo iba dormida, casì me atropella un abuelillo en bici. Podrìa escribir un libro sobre mis incidencias ciclisticas, pero supongo salvo por la cantidad de ellas, tampoco habrìa nada reseñable.

Y eso es todo amigos, voy a seguir con lo mio...