miércoles, 4 de febrero de 2015

Camino de Santiago: día menos tres

La casi definitiva.

Hoy otros 8 km y pico, ruta diferente, esta vez con mi padre, lo que quiere decir que ¡¡no tengo ni idea de por donde hemos ido!!

Me he puesto las plantillas. Pros: amortiguan la pisada muchísimo, nada de plantas abrasadas ni pies fatigados. Contras: se resbalan y he llegado a casa con la parte de la almohadilla del pie rozando los dedos, era una sensación molesta aunque al tratarse de gel no hacia daño, pero claro, no son lo mismo 8 km que 28.

Ahora tengo que comprobar que me las coloco adecuadamente  si aun así siguen resbalando tendré que pegarlas de alguna manera.

A las 9:30 estábamos en camino, un poco de aguanieve, ideal para poner a prueba mis pantalones impermeables. Después han empezado a caer bolitas de nieve del tamaño de cabezas de alfileres y después auténticos copazos.

Los guantes de nieve me han venido genial, para el frío y para sacudirme la nieve de la capucha cuando ya notaba peso en la cabeza, jajaja

Lo peor ha venido cuando hemos cogido altitud, ha parado de nevar y a cambio a empezado a soplar el viento... el moco no se te caía porque estaba congelado en la punta de la nariz, ha sido un buen entrenamiento.

Y casi al final del recorrido nos hemos encontrado con una bandada de 19 buitres, justo el otro día pensé que llevaba tiempo sin ver ninguno y me parecía raro. Nos han pasado muy cerca, como diría un amigo ornitólogo, se les veía el iris del ojo jajaja.
video

Entre quitarme los guantes y poner en marcha el móvil, cuando he querido empezar a grabar ya estaban bastante lejos.

1 comentario:

Sra.Oveja dijo...

Viendo el video... vaya tela jajaja, en fin... pero ahí había buitres