jueves, 29 de abril de 2010

Baratijas

Aquí os dejo las fotos de algunos anillos que tomamos con la exclusiva intención de hacer un post, y es que una es de pueblo y cuando la sacan de paseo se impresiona con cualquier cosa.


Florencia, ponte Vecchio, lleno de joyerías. No es que sea muy entendida de joyas, pero vaya tela, las perversiones humanas no tienen límite.


Supongo que si eres un fan incondicional y adorador en potencia de los calamares y los anillos de medio kilo (de peso me refiero, aunque de precio no queda muy lejos), por qué no ibas a tener un anillo de un calamar, y quien dice calamar, dice perro, búho, cangrejo o paellera (este último no lo vi, pero oye, ya que se ponen...)




2 comentarios:

Anónimo dijo...

habeis estado otra vez en florencia? cuando tenga muuucho dinero tecomprare uno de esos con forma de calamar jajaja besos mama

Gordita dijo...

jajajajaja, te lo agradezco mucho...

En Florencia estuvimos cuando vino la hermana de Mauro en febrero, es que vi el otro días las fotos estas y me acordé.
Besos hija