lunes, 9 de marzo de 2009

Código Morse

Siempre habíamos pensado que el código Morse era bastante complicado, sucesiones de lineas y puntos que equivalen a letras. Pero como el que no quiere la cosa, hemos encontrado algunas reglas nemotécnicas (al menos su adaptación al castellano) que hace que sea más fácil de recordar.

Una de ellas asocia cada letra una palabra clave determinada , donde la inicial de la palabra es la letra correspondiente. El número de vocales que contiene dicha palabra indica el numero de rayas o puntos. Si la vocal es una O se sustituye por una raya, mientras que el resto de vocales, por un punto.

Así, por ejemplo, para la S, la palabra clave es SARDINA, tres vocales, las tres distintas de O, así que S equivale en Morse a ". . .", mientras que para la A, la palabra es Asno, en este caso dos vocales, la última una O, por lo que tendríamos ".-"

Así con cada una de las palabras claves. Podéis ver la tabla entera pinchando en este enlace.

Otra regla más visual con ayuda del dibujo de las letras.

2 comentarios:

javistoteles dijo...

mira tu que curioso jeje

javistoteles dijo...

jajajaja vaya tela con el yotesoplo o el ñoñopatoso xDDD