miércoles, 10 de marzo de 2010

Cinque Terre

Para el que no lo sepa Cinque Terre es un parque natural en la costa tirrénica italiana, entre Génova y Pisa, a la altura de La Spezia. La gran atracción del parque son cuatro senderos que recorren cinco pueblos a caballo entre la costa y la montaña. Cada uno tiene su dificultad y su duración. Los cinco pueblos son Monterrosso, Vernazza, Corniglia, Manarola y Riomaggiore, de norte a sur. Está considerado uno de los parajes más bonitos de Italia. Dejo un vídeo de nuestras andanzas por Cinque Terre de cuando estuvo mi hermana María por aquí.



Detalles técnicos: Entradas

Billete del parque: La entrada al parque cuesta 5 euros. Este billete incluye las rutas por los senderos y todos los viajes en los autobuses que transportan desde algunas de las estaciones de tren a los respectivos pueblos. Por ejemplo en Vernazza hay cerca de 360 escalones desde la estación hasta el pueblo, en lo alto de una pequeña cima, los cuales se pueden evitar cogiendo el autobús.

Billete del parque + billetes de tren: Cuesta alrededor de 8 euros e incluye lo mismo que el anterior más todos los viajes en tren que se quieran realizar entre los cinco pueblos.

Billete de parque + billete de autobús: A parte de los autobuses locales existen autobuses interurbanos que llevan de un pueblo a otro. Con este billete, de alrededor de 7 euros, se pueden usar los autobuses interurbanos tantas veces como se quiera.

Las rutas:

Las rutas que nosotros practicamos eran las dos fáciles. Y digo que las que hicimos porque algunas sendas pueden estar cerradas. Por ello es conveniente tener como primera parada la ciudad de Riomaggiore, en la que hay un centro de información de el parque. La verdad es que la atención que nos dieron fue perfecta, eso sí, en italiano o inglés. Con el billete del parque te dan un horario de los trenes a lo largo del día en ambos sentidos, además de un pequeño panfleto-mapa de las rutas del parque, que son muchas más de las famosas cuatro sendas (algunas también para bicicletas)

El acceso:

Es recomendable acceder en tren. Las rutas por carreteras son algo tortuosas, y la rapidez del tren, que te lleva de una ciudad a otra en poco más de un par de minutos realmente se agradece. Además, y muy importante, es que tampoco hay mucho espacio para aparcar, y aunque nosotros fuimos en tren, apuesto a que las escasas zonas de parking no eran gratuitas.

Nuestra visita:

Como llegábamos desde el sur en tren (se tarda poco más de una hora desde Pisa) cogimos el billete hasta el pueblo más al norte, y como se puede tardar en hacer el recorrido seis horas, el propio billete nos valió para bajarnos en pueblo más al sur, Riomaggiore, hacer un par de sendas, y volver a coger el tren dirección norte un par de pueblos más allá. En el primer pueblo compramos las entradas y al entrar ya en el primer sendero una señora en un pequeño puestecito nos pidió nuestros billetes. Nunca más nos lo volvieron a pedir en todo el día, aunque había varios puestos cerrados a lo largo del sendero con el letrero de control de billete. Supongo que si hubieramos ido en Agosto en vez de en Febrero hubiera sido diferente. Comimos nuestros bocadillos en algun punto del camino. Y aunque estábamos avisados sobre los altos precios de los restaurantes nos sorprendió encontrar precios razonables, entre los 15 euros por persona para comer incluyendo el vino. De nuevo es posible que la época del año tuviera mucho que ver. Y no se me ocurre mucho más que contar. Que espero que os haya gustado el vídeo. Y si os apetece hay vuelos de Ryanair Madrid-Pisa por 25 euros. Aquí os acogemos con gusto y ganas.

3 comentarios:

Melissa dijo...

Ohhh!!! que fotos mas chulas, la verdad es que sí que apetece!

Gordita dijo...

pues ya sabes, vente para acà :P

Anónimo dijo...

Me gusta la nueva cabecera del blog.
Gracias por vuestra compañía.
Besitos de mamón.jsjsjs