sábado, 26 de septiembre de 2009

Robandonos las bicis

De entre las cosas que teniamos que hacer e hicimos cunado estuvimos hace poco en Pisa cabe destacar el autorrobo de bicicletas que acometimos.

No teníamos mucha confianza en encontrar nuestras bicis donde las dejamos, pero así fue, aunque habían intentado robarlas, ya que la cobertura plástica de la cadena-candado de la bici estaba cortada. Bueno, no hay mal que por bien no venga, ya teníamos una parte del trabajo hecha, las llaves se habían quedado en España.

Fuimos al carrefour, compramos un candado mejor y unos alicates (no había nada mejor) para terminar de romper la cadena.

Tras colarnos por la noche en el patio de nuestra antigua casa, y a la poca luz que daba el móvil  15 minutos al menos nos hicieron falta para poder recuperar las bicis.

Ahora solo nos queda desear tener la misma suerte y que las bicis sigan donde las hemos dejado.

1 comentario:

Gordita dijo...

Por cierto, las bicis ahí seguian