jueves, 19 de febrero de 2009

Hincando los codos

Y mientras yo cosía la mayor parte del tiempo Carol estudiaba. Y le echó horas y el día antes no sabía si presentarse, que no se lo sabía. Pero se presentó, habiendo dormido un par de horas, que ya es costumbre antes de un exámen, y no sólo se presentó sino que además era un exámen oral, el primero que tenía desde que había llegado. Encima aquí no los llaman exámenes orales, les llaman interrogatorios....

P.D.: Nota del exámen: 28 sobre 30...

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Enhorabuena!!!
Mogollón de besos.
La del kit.

JAvi (Freiji) dijo...

gordita!! enhorabuena!!!
nos vemos ne una semana!!!!
freiji